El 22 de abril se celebra el “Día Internacional de la Madre Tierra”, una efeméride oficial proclamada por las Naciones Unidas en el año 2009.

 

Su origen se remonta al año 1970, cuando el senador y activista ambiental estadounidense Gaylord Nelson propuso la creación de una agencia ambiental, y se realizó una manifestación masiva a la que acudieron  más de dos mil universidades, decenas de miles de escuelas públicas y centenares de comunidades. Esta presión social tuvo como resultado la instauración de  leyes sobre la conservación del medio ambiente y la creación de la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

 

En 1972 se celebró la primera Conferencia Internacional sobre el Medio Ambiente: "La Cumbre de la Tierra de Estocolmo". El objetivo fue sensibilizar a los líderes mundiales sobre la magnitud de los problemas ambientales, y sentó las bases de la toma de conciencia mundial sobre la relación de interdependencia entre los seres humanos, otros seres vivos y el planeta. Desde entonces, todos los esfuerzos por crear conciencia medioambiental crecieron exponencialmente.

 

Cada año, Naciones Unidas conmemora a la Madre Tierra a través de la iniciativa “Armonía con la Naturaleza”, una plataforma para el desarrollo sostenible global que celebra anualmente un diálogo interactivo con motivo del día internacional.  Esta fecha simboliza la constante lucha y toma de conciencia que debemos tener sobre la importancia y rol fundamental que cumple la Madre Tierra para nuestra calidad de vida.  

 

Este año conmemoramos el Día de la Tierra en un contexto mundial distinto,  afectado por la pandemia del COVID-19. Recordemos, hoy más que nunca, que necesitamos un cambio hacia una economía más sostenible que funcione en armonía con la naturaleza y la Tierra.

 

Fuente: Naciones Unidas.