El personal de la Defensoría del Turista porteña se reunió ayer de manera virtual con el área de Defensa al Consumidor de la Nación perteneciente al  Ministerio de Desarrollo Productivo,  con el objetivo de trabajar de manera conjunta los reclamos que recibe el organismo porteño a diario y conocer la metodología de gestión de casos.

 

La Defensoría del Turista y la Defensa al Consumidor de la Nación interactúan frente a los reclamos de consumo turísticos, valiéndose de dos herramientas de resolución de conflictos: el Servicio de Conciliación Previa en las Relaciones de Consumo (COPREC) y el Sistema Nacional de Arbitraje de Consumo.

 

 

En el encuentro, participaron, por parte de Defensa al Consumidor de la Nación, su director, Sergio Sebastián Barocelli; Cecilia Garat, directora del Servicio de COPREC;  Graciela Buschi, quien está a cargo del Sistema Nacional de Arbitraje, y Jimena Mansilla, a cargo de Protección Jurídica; por parte de la Defensoría del Pueblo de la CABA,  Norberto Darcy, secretario general; y por parte de la Defensoría del Turista porteña, Cintia Bruno, directora de la Conducción Ejecutiva de Derechos del Turista; Silvina Bacchiega, de la Coordinación Operativa de Protección del Derecho del Turista; María Andrea Lallana, de la Coordinación Operativa de Planificación de Sedes de Atención al Turista, y la asesora Giselle Negri.

 

Tras las palabras de apertura de la reunión, que estuvieron a cargo de Barocelli, la directora del Servicio de COPREC manifestó, entre otras cosas, que gestionan una gran cantidad de casos y que desde que se declaró la pandemia éstos aumentaron en un 300%. En ese sentido, Garat contó que en los próximos días estarán poniendo en práctica un nuevo sistema de trabajo que apunta a dar mayor celeridad al proceso.

 

Por su parte, Mansilla describió el trabajo que se realiza en referencia a la fiscalización del sistema de “Botón de arrepentimiento” que los consumidores poseen, como así también la imposición de multas en caso de corresponder.