Joe Wolek (54) es un reconocido artista estadounidense. Amante de la fotografía, el 25 de noviembre pasado vino a la Argentina para registrar paisajes del sur y escenas cotidianas porteñas. Este viernes a la mañana, cuando ya había recorrido gran parte de la Patagonia, decidió dar una vuelta con su cámara por La Boca: lo atacaron a puñaladas para robarle y terminó internado en terapia intensiva en el Hospital Cosme Argerich. También hay un ladrón baleado por un policía que corrió a los atacantes.

La secuencia ocurrió alrededor de las 8.30, cuando Wolek caminaba por Olavarría y Garibaldi y dos ladrones armados con un cuchillo le exigieron sus pertenencias. No está claro aún si el fotógrafo intentó defenderse o si hubo una discusión, pero los asaltantes comenzaron a darle puntazos en la cara, el cuello y el pecho. Fueron diez puñaladas, la más grave en la zona del corazón.

El turista cayó al suelo y, en ese momento, un policía de civil que advirtió el ataque dio la voz de alto y sacó su arma reglamentaria. Los ladrones escaparon corriendo. En la vereda, alrededor del turista herido, quedaron tiradas su cámara, el celular y una billetera.

El agente, que pertenece a la Policía Local de Avellaneda y estaba de franco, persiguió a los asaltantes por tres cuadras. Vecinos de la zona señalaron a Clarín que se oyeron “entre cinco y seis disparos”. Finalmente, en Suárez e Irala, uno de los ladrones cayó al piso con una herida de bala y fue detenido. Su cómplice logró escapar.

Las circunstancias en las que fue herido el asaltante son materia de investigación: no está claro si el ladrón fue alcanzado por un disparo mientras escapaba o si el policía le tiró cuando estaba en el piso porque “simuló” que iba a sacar un arma e intentó huir.

Tras oír las detonaciones, agentes de la Policía de la Ciudad que estaban en Irala al 800 se acercaron al lugar. El oficial de civil les contó lo que había pasado y pidieron ambulancias para el turista y el ladrón. Los dos fueron trasladados al Hospital Argerich.

El policía local quedó detenido. La fiscal descentralizada de La Boca, Susana Calleja, ordenó que sea revisado por un médico legista y el secuestro y peritaje de su arma. Los investigadores también solicitaron las imágenes de las cámaras de seguridad para saber con precisión cómo fue el hecho.

Según contó a TN Norberto, un vecino de la cuadra donde ocurrió el robo, el fotógrafo alcanzó a gritar “no, no”, mientras lo atacaban y luego pidió “ayuda”. Una ambulancia del SAME lo llevó hasta la guardia de urgencias donde lo operaron del corazón. “Presentaba herida en aurícula izquierda, ventrículo derecho y dos heridas en pulmón”, informaron fuentes policiales.

“Si no había una eminencia como el cardiocirujano que lo operó, no se salvaba”, señaló a Clarín un empleado del hospital. Pasado el mediodía, Wolek salió “estable” de la intervención quirúrgica, aunque al cierre de esta edición se encontraba “grave” y con “pronóstico reservado”.

En tanto, el sospechoso detenido -que según fuentes del caso acaba de cumplir 18 años y viviría a metros del lugar del robo- seguía internado en grave estado y fue sometido a varias operaciones. Voceros de la investigación detallaron que sufrió una herida de bala en el abdomen que le afectó el hígado, intestino delgado y colon. También tuvo una fractura de fémur. Esta noche continuaba internado en terapia intensiva.

Al hospital se acercaron funcionarios de la Defensoría del Turista que permanecieron allí durante todo el día, aguardando por la evolución de la víctima. Como no lograron encontrar a ningún conocido de Wolek en Buenos Aires, notificaron del hecho al Consulado de Estados Unidos, que a la tarde logró contactarse con una hermana del fotógrafo.

Fuentes del caso informaron que Wolek nació en Kentucky pero vive en Los Ángeles. El 23 de noviembre fue su cumpleaños 54 y dos días después llegó al país solo.

En su Instagram se pueden ver fotos de su paso por El Chaltén, El Calafate, Ushuaia y Buenos Aires. Según describe en su propia página web, se dedica a la fotografía documental y recorrió varios lugares del mundo como China, Mongolia, Rusia, Nueva Zelanda, Nepal, Bangladesh, Tailandia y México.

Algunos de esos viajes logró hacerlos gracias a becas. Además, llevó a cabo proyectos sobre la forma de vida de la clase media estadounidense y el impacto de la globalización en culturas locales, entre otros.

Fuente: Clarín